Cocinas francesas
Con sus líneas suaves, sus maderas trabajadas y sus elegantes trabajos en piedra, una cocina francesa es un estilo de diseño de cocina clásico que lleva mucho tiempo siendo popular, y que seguirá siéndolo durante muchos años por venir. Un buen diseño de cocina francesa no sólo crea un diseño que durará tanto como dure tu cocina, también te ayuda a crear un ambiente cálido y acogedor que hace que parezca que has retrocedido en el tiempo. Y dado que una cocina de estilo francés tiene un aspecto atemporal –tanto si es rústica como tradicional o contemporánea- los diseños de cocinas francesas nunca pasan de moda. Crea tu propio diseño de cocina de estilo francés siguiendo estos sencillos consejos e ideas de diseño.
Estilo mueble
Armarios e islas de cocina de inspiración francesa son de las más fáciles de identificar: casi siempre parecen muebles. Largas patas curvadas, tableros replanados y maderas exquisitamente trabajadas dan a la cocina francesa su inconfundible encanto. Cubiertas de madera, sea pintada o teñida, las cocinas de estilo francés tienen todas en común un rasgo de diseño: siempre tienden a imitar el estilo de una mesa y sillas más que la ebanistería más tradicional de hoy en día.
Blanco y brillante
Muy a menudo, el diseño de una cocina francesa está dominado por los colores blancos. Desde armarios a suelos, pasando por encimeras, el blanco se usa con frecuencia en los espacios de cocina de estilo francés. Uno de los usos que se le da al blanco más frecuentemente es el del mármol para las encimeras. Esto da al espacio una apariencia verdaderamente elegante que saca a relucir lo mejor de cualquier diseño de inspiración francesa.


Mezcla y combina
Existe una amplia variedad de materiales usados a menudo en el diseño de cocinas francesas. Acero inoxidable, cobre y piedra son todos ellos muy útiles para crear una cocina de inspiración francesa. Pero el problema con estos materiales es que les resulta muy fácil volverse demasiado dominantes en la cocina, haciendo que esta parezca demasiado moderna. Creando una mezcla más leve de acero, cobre y piedra de modo que quede salpicada en pequeñas dosis por todo el diseño podrás mantener mucho mejor el estilo francés como una combinación armoniosa que si sólo usaras uno de estos materiales de forma predominante.
Blando y suave
Líneas blandas y transiciones suaves son lo que hace únicas a las cocinas de diseño francés. Curvas lentas, colores blandos y materiales suaves contribuyen a dar a una cocina de inspiración francesa su calidez y confort. Se evitan a toda costa las superficies ásperas y se las sustituye por una sensación suave, marmórea que ayuda a que este diseño de cocina se nos haga cálido y agradable.
Antigüedades
Tanto si es una elegante chandelier o una pareja de cuencos a juego, las antigüedades refuerzan el sabor antiguo de una cocina moderna. Esto es especialmente cierto cuando hablamos de la cocina rústica francesa. Las antigüedades se encargan de darle ese barniz a viejo mundo que hace que entrar en ellas te de la sensación de haber viajado en el tiempo.
Arquerías
Arcos y bóvedas son un tema muy recurrente en todo diseño de inspiración francesa. Usados sobre ventanas, entradas o incluso como campanas extractoras, los arcos pueden usarse recurrentemente o como pieza maestra central, haciendo de ellos una de las muchas razones por la que las cocinas de diseño francés son un diseño tan versátil y atemporal. La flor de lis se añade a menudo como adorno de inconfundible procedencia francesa al centro de una bóveda o arco, casando bien con la amplia variedad de materiales de la cocina.
Metal
En algún lugar de toda cocina francesa, encontrarás algún objeto de metal. Puede que se trate de un pequeño cazo de cobre, o una enorme lámpara chandelier de hierro forjado, o un juego completo de electrodomésticos de acero inoxidable, pero el metal es uno de los rasgos distintivos de un tema de diseño de inspiración francesa. Mezclar y combinar metales más oscuros, como el cobre, con hierro o ricas y profundas maderas nobles, todo rematado por un poco de cremoso mármol blanco, contribuirá a crear un estilo francés rústico. O puedes cambiar el estilo, simplemente cambiando los colores: armarios blancos con granito negro y metales de tonos más ligeros como electrodomésticos de acero inoxidable y tendrás un estilo de diseño de cocina francesa más clásico.