Cocinas Italianas
Rústicas, de campo, mediterráneas y más, los diseños de cocina de estilo italiano son algunos de los más clásicos, atemporales y acogedores temas diseño de cocina que uno pueda crear. No hay que ser italiano para amar las paredes de estuco de la Toscana, la piedra natural o las exuberantes maderas y disfrutar de las sensaciones que una cocina de inspiración italiana puede proporcionar. Tanto si estás pensando en crear una cocina italiana completa como si sólo quieres llenar un área más pequeña de tu cocina con este increíble tema de diseño, sigue los siguientes consejos y trucos para diseñar un cocina italiana y empezar tu proyecto hoy mismo.
Italiano tradicional
Mucha gente elige el look tradicional para su cocina italiana porque tiende a casar con los elementos de diseño más modernos de los modernos electrodomésticos y los armarios. En las encimeras y armarios italianos tradicionales se usan líneas simples y limpias, exactamente igual que en los temas de diseño de cocinas modernos, lo que los convierte en una pareja ideal. El trabajo en piedra es un elemento común para las paredes; encimeras y suelos salpicados con elementos de madera como armarios o adornos aúnan los elementos del diseño. En un diseño tradicional italiano predominan los espacios abiertos y livianos que evitan que los oscuros y ricos colores de las maderas y piedras acaben engullendo la habitación.


Rústico
Si realmente quieres conseguir ese sabor a antiguo, nada supera el aspecto de una cocina italiana de estilo rústico. Vigas de madera de cedro sin tratar, armarios de maderas duras y suelos y encimeras de piedra maciza garantizan que tendrás todos los elementos de la cocina italiana alineados a través de todo el diseño. Una cocina rústica a menudo se parece mucho a una cocina en blanco y negro en que está dominada por dos tonos de color. En el caso de un diseño de cocina rústica italiana, los dos colores predominantes podrían ser el blanco de las encimeras de mármol y las maderas oscuras como el roble. También puedes invertir los colores usando armarios de maderas claras como el abedul y superficies de granito negro para conservar el tema del contraste que a menudo podemos ver en una cocina italiana.
Mediterráneo
Otro de los grandes descendientes de los grandes diseños de cocinas italianos es el estilo mediterráneo. Se trata de un diseño más colorido, abierto y voluptuoso, lleno de blancos y colores, sombras y tonos brillantes, todos acentuados por atrevidas ventanas y puertas. Una abundante luz natural mezclada con las luminosas paredes, suelos, armarios y superficies hacen del tema de diseño mediterráneo uno que convierte cualquier cocina en un espacio limpio y confortable.
Toscano
Este tema de diseño fue tomado de las suaves colinas y montañas de los diseños del viejo mundo. Abundancia de paredes de estuco, de ladrillos y profundas maderas duras. El estilo toscano es muy similar al rústico, con la excepción de que existe una sensación algo más confinada en el espacio, dándole un toque más acogedor y cálido en lugar de un espacio abierto y airoso. Abundancia de baldas, armarios profundos y mucha piedra en las encimeras hacen de la cocina Toscana no sólo un lugar amable y reconfortante donde cocinar, sino también un magnífico lugar para gozar de la mesa también.
Rasgos
Algunos rasgos, elementos fijos y electrodomésticos pueden contribuir también a hacer que una cocina de diseño italiano cobre vida. Los rasgos distintivos que puedes ver en un tema italiano son también magníficos para añadir un pequeño tema de diseño italiano a una porción de tu espacio de cocina.
Los hogares abiertos son un rasgo común que puede encontrarse en muchas cocinas de inspiración italiana. Tanto si se trata simplemente de una pequeña chimenea a gas más pensada para la apariencia que para cocinar en ella, o si es un auténtico hogar de leña usado para preparar las mejores pizzas y especialidades italianas, rasgos como estos ayudan a dar un sabor auténtico a una cocina italiana. Las vigas al descubierto son otro rasgo que puede añadir toques de diseño italiano a un tema. Largas vigas de madera ayudan a reforzar el encanto antiguo de los diseños rústicos, tradicionales o toscanos y pueden ser un bonito rasgo tan fácil de instalar en una cocina nueva como en una preexistente.