Muchos diseñadores de cocinas se refieren a menudo al “triangulo de la cocina” en sus métodos y distribuciones de diseño. Este espacio contiene las tres partes más importantes de la cocina, a saber: refrigerador, cocina y pila. Dado que estas tres áreas de la cocina son las más usadas se las sitúa a menudo en estrecha proximidad unas de otras para crear una forma triangular eficiente. Y como estas tres zonas de la cocina son tan importantes, nunca deberían dejar de recibir la atención debida. Siga leyendo y encontrará usted a continuación una lista de estilos que le ayudarán a elegir la pila perfecta para el nuevo diseño de su cocina.
Sobre encimera
Una pila montada sobre la encimera es el tipo más corriente de fregadero y suele ser a menudo las más baratas. Este tipo de fregadero puede identificarse fácilmente por el borde que lo rodea sobresaliendo por encima del nivel de la encimera. Suelen tener normalmente dos cuencas o senos y tradicionalmente suelen estar fabricados en acero inoxidable. Al tratarse de un tipo de pila de muy fácil instalación suele ser la elección más corriente de los propietarios hábiles con el bricolage para ahorrar dinero en los proyectos de renovación o reforma de sus cocinas.


Bajo encimera
Si lo que buscas es obtener una transición fluida y sin bordes ni prácticamente marcas entre pila y encimera, un fregadero montado bajo plano es el mejor candidato. Acoplado a la parte inferior de la encimera en lugar de descansar sobre bordes por encima de esta como en el caso de las pilas montadas sobre la encimera, un fregadero bajo plano emplea encastres especiales para montar el seno de la pila bajo el labio de la encimera. Queda apenas una fina línea entre pila y encimera, oculta a la vista, pero que debe vigilarse periódicamente para prevenir fugas.


Rústicos
Los fregaderos de granja se caracterizan por un seno o cuenca profundos y un labio frontal bajo que queda más cerca del usuario facilitándole su uso. Este tipo de fregadero ha venido usándose en las cocinas de las granjas durante cientos de años, pero está empezando a vivir un nuevo resurgir en las cocinas residenciales de hoy en día. También son todo un tema de conversación cuando alguien se percata de su peculiar forma de instalación en la encimera.
Integrales
Para disfrutar de la transición fluida definitiva entre seno de la pila y superficie de la encimera, nada supera al fregadero integral. Fregadero y encimera están ambos fabricados del mismo material de modo que parece que no hubiera fisura alguna en el diseño. Piedra, mármol, cuarzo y otros materiales compuestos se emplean a menudo para fabricar estás fantástica pilas y encimeras intregadas.


Composite
Si estás buscando el diseño personalizado perfecto para la encimera de cocina, no necesitarás buscar mucho más allá de la pila de composite. Estas unidades en una sola pieza se fabrican también empleando materiales tales como el cuarzo, el granito u otros materiales fáciles de personalizar. Caesarstone crea una pila de gran belleza, perfecta para encajar en cualquier diseño de cocina.
De superficie dura
Al crear un fregadero de material de superficie dura se hace a partir de una única pieza sólida de este material en la que también va incluida la encimera. Muchos de los materiales de superficie dura incluyen piedra, pero también puede usarse el acero inoxidable para dar una superficie dura a un conjunto de pila y encimera. Algunas de las piedras naturales menos duras pueden usarse también para realizar diseños personalizados. Los fregaderos de superficie dura pueden resultar muy pesados y necesitar, por tanto, sólidos armarios bajo ellos para que estos materiales puedan funcionar correctamente en tu diseño.
Piedra maciza
Las cuencas de pila de piedra maciza son una de las pilas montadas bajo plano más hermosas que existen hoy día en el mercado. Tienen un aspecto lujoso, y esa textura y calidez que llena cualquier espacio de cocina de un brillo opulento que es difícil de imitar. Aunque es bien cierto que una pila de piedra maciza añadirá valor a tu nuevo espacio de cocina, también pueden mancharse y rayarse con mayor facilidad que fregaderos de otros materiales. Ten en cuenta cuanto uso va a ver tu pila antes de elegir este estilo.