Una de las opciones clásicas para la encimera es el granito, pero en los últimos años hay otros materiales que han ganado fuerza, la alternativa de más éxito hasta el momento es la encimera de cuarzo Caesarstone.
Estos son los motivos:

  • El granito es un material muy sólido, la encimera de cuarzo Caesarstone es más sólida aún: utiliza ​hasta un 93% de cuarzo de cuarzo con un 7% de pigmentos y resina.
  • Las encimera de granito, al estar realizadas en piedra natural sin tratar, no ofrecen un resultado uniforme ya que no hay dos piedras iguales. El cuarzo Caesarstone es también natural, pero al estar compuesto de pequeñas piezas con pigmentos añadidos, el resultado es mucho más uniforme y estético que en la encimera de granito.

  • La encimera de granito es muy porosa y muy susceptible de mancharse. El granito de un color más claro es aún más vulnerable porque es más poroso. La encimera de granito necesita sellarse una vez al año como mínimo para evitar que su aspecto se deteriore. Además, debe tener cuidado con los productos de limpieza que utiliza porque pueden dañar la piedra. La encimera de cuarzo Caesarstone es aproximadamente 17 veces menos porosa que el granito y, por lo tanto, con mucho menos tendencia a mancharse, no necesita ningún tipo de mantenimiento ―se limpia simplemente con agua y jabón― y no la daña ningún producto de limpieza.
  • Ambos materiales resisten muy bien los arañazos. Aunque en cuanto a las roturas, el cuarzo Caesarstone es mucho más resistente que el granito: se rompe dos veces menos que el granito tras un impacto súbito.
  • La garantía de las encimera de granito dependerá del proveedor y del fabricante. La mayoría no ofrece ninguna garantía sobre la pieza de granito porque es piedra natural y no pueden garantizar que la encimera de granito esté libre de defectos. Caesarstone ofrece una garantía para toda la vida del producto.